En estas fechas parece de obligado cumplimiento mirar atrás y ver lo que ha sucedido en los 365 días que están a punto de terminar, casi a modo de reflexión sobre nuestras acciones, aciertos y errores, hacemos la difícil balanza. Empezamos este 2015 con algo que ya traíamos del 2014 y que sigue con nosotros “The Queeret” un espectáculo que ha sido y es una joya para la compañía, no porque nos llene los bolsillos de billetes, estamos en España y nos dedicamos la cultura… así que esa opción la desestimamos… sino porque hemos aprendido y crecido con el. Hemos cedido un poco de Alba a Ester, de Carlos a Petit y de Jorge a Otto, ese lado poco desarrollado de nosotros, llevado al extremo, a  lo grotesco y al igual que le decimos al público , nos salimos de nuestras normas. Un espacio en el que hemos invitado a muchos amigos e incluso hemos hecho alguno nuevo, donde nos permitimos arriesgar, nuestro pequeño laboratorio de lo políticamente incorrecto. Donde el público dice “Se ve que os la pasáis bien , y eso se transmite” . Sinceramente amo “The Queeret”

Entre tanto decidimos seguir investigando y regresar al formato de “No puedo evitar recordar” con “Heroína, o relato de una sociedad inmóvil” que paso de forma exclusiva por el escenario de DT. Una experimentación compleja, donde nos tiramos a la piscina y que algunos pudieron ver en un ejercicio casi intimo y efímero, con sus fallos y sus virtudes, pero irrepetible, literalmente hablando.  Pero el 2015 ha sido sin duda el año de “Nuestra Champions Particular” fraguada al conocer el fantástico texto de Cristina Clemente y estrenada a finales de octubre. Un formato mas cercano a la estructura clásica, con el texto como principal sustento de la pieza.  En este proyecto incorporamos a Ejo Sanchez, como director ¡la familia crece!.  Jimena y Alejandro son tan cercanos a la propia vida, que es raro no identificarse con ellos en algún momento, y que en el fondo y como nos dicen los espectadores “se ve que se quieren mucho” . Mucho le queda que andar a Champions y esperamos que podáis verla en diferentes escenarios nacionales.

Children

Así termina el 2015 con proyectos en mi cabezota, pero sin rumbo fijo. Como todos, los Rescénicos hemos tenido fallos, nos hemos preguntado ¿Merece la pena tanto trabajo, para lugo castigarnos con tan poco publico? y a veces la hemos cagado y otras la hemos cagado mucho jaja … pero también hemos  acertado, hemos llenado y compartido con el público la felicidad de un trabajo bien hecho y nos hemos alegrado de dedicarnos a algo que nos satisface tanto.  Estoy seguro que este 2016 nos traerá más y mejor , así que solo me queda desearles feliz 2016 y nos vemos en algún teatro, bar, calle ¡o donde la idiosincrasia escénica nos lleve!

Jorge Pascual Lobato